Hacer una reserva

Ritz Bar

Un lugar para conocedores del espíritu «bistró» y de los códigos del art déco.

Este espacio escapa a cualquier protocolo bajo un techo cubierto de hojas de oro.

El Ritz Bar, cálido y relajado, es de verbo alegre y ambiente nocturno. En este espacio, muy cotizado a la hora de los primeros cócteles o para disfrutar de un encuentro entre dos sin ser visto, el tiempo se detiene.

La gran mesa central y la decena de pequeñas mesas se distribuyen este «speakeasy» en boga con banda sonora estimulante, simplemente «Ritzy».

Cocktails & Tapas 5pm - 02am
Como anécdota...

Un «speakeasy» adelantado a su tiempo


En sus orígenes, el Ritz París era un Ritz... sin bar. Pero Cole Porter, F. Scott Fitzgerald, Ernest Hemingway y otros «expatriados» que huían de las prohibiciones en EE.UU. hicieron de París una fiesta y soñaron con que el Ritz tuviera un bar. César Ritz se dejó convencer.
En 1921 se inaugura el Ritz Bar que abre hacia la Rue Cambon. En ese momento se llamó «Le Café Parisien» y estaba reservado a los hombres.
Pero la mujer de Charles, el hijo de César, tiene el descaro de aparecer en el local y se decide abrir un segundo bar frente al anterior en 1926. Este «Petit Bar», Inicialmente destinado a las mujeres, se convertirá en el Bar Hemingway en 1994.
Pero a tal señor, tal honor: fue en el Ritz Bar donde todo comenzó y donde el hilo del tafetán se mezcló por primera vez con los cócteles.