Hacer una reserva

Los universos de L'Espadon

El marco de L'Espadon es suntuoso y su ambiente va cambiando en función de cada momento del día, desde un dulce desayuno hasta un almuerzo de trabajo o con amigos y una cena especial. Con una estrella en el almuerzo y dos en la cena, el trabajo sigue siendo el mismo y, la calidad de los productos también. La filosofía del chef Nicolas Sale la comparten también el chef pastelero François Perret y la sumiller Estelle Touzet: como el arte, la gastronomía es una búsqueda sin fin.

 

Les Matins de L'Espadon 07:00 - 10:30
Les Jardins de L'Espadon* 12:30 - 14:00
La Table de L'Espadon** 19:30 - 22:00
Le Brunch de L’Espadon 12:30 - 14:00
Últimas noticias

En el firmamento

Dos estrellas Michelin para La Table de L'Espadon y una para Les Jardins de L'Espadon.
La quintaesencia de los mejores productos, la creatividad, la sinceridad y el sabor de la conquista vuelven a la mesa. Nicolas Sale, un contador de historias apasionado y artesano experimentado, firma cada día los sabrosos capítulos de un nuevo relato lleno de giros y desenlaces inesperados.

La Table de L’Espadon y Les Jardins de L’Espadon: dos firmas culinarias de un mismo Chef, dos orquestaciones gastronómicas muy distintas. A la hora del almuerzo, bajo la cristalera, el restaurante Les Jardins de L’Espadon saca a la luz expresiones culinarias que combinan tradición y sorpresa. Por la noche le llega el turno a La Table de L’Espadon, que leva anclas para emprender un largo viaje. Como autor, artesano, cómplice y soñador, Nicolas Sale sabrá llevar a sus comensales a buen puerto, siempre bajo su cielo estrellado.

Los universos de L'Espadon

Les Matins de L’Espadon

Las mañanas en el Ritz París no tienen nada que ver con los sueños corrientes, y las de L'Espadon tienen el prestigio y la delicadeza de un gran restaurante.  Tres son las propuestas para empezar el día de la mejor forma posible: menú americano, japonés o prestigio, cada uno servido «emplatado» bajo el dorado y las molduras de la cristalera.
Todos los días de 7:00 a 10:30.

Les Jardins de L'Espadon*

Una estrella Michelin.
Una estrella corona una cristalera que se viste de jardín de invierno cada día a la hora del almuerzo. El marco ideal para valorar la riqueza de cada temporada y la cocina del chef Nicolas Sale, enamorado del terruño y embajador de una gastronomía sencilla y auténtica.
«¿Cómo es mi cocina? Productos locales con guantes de terciopelo».

De lunes a sábado, de 12:30 a 14:00 h.
¿Con prisa? Proponemos un almuerzo de dos platos (entrante y principal o principal y postre) en una hora por 95 €.

La Table de L'Espadon**

Dos estrellas de la guía Michelin.
Un comedor a la altura de su nombre. La cocina del chef Nicolas Sale, galardonada por partida doble, encuentra su espacio bajo unos magníficos techos pintados y unas molduras y detalles propios del siglo XVII. Una composición floral y una lámpara de araña de cristal de Bohemia monumentales, apliques de cristal de Murano, una vajilla con un diseño imperial exclusivo firmada por Haviland, unos centros de mesa de cristal de la casa Daum... Nada posee la belleza suficiente para igualar el juego de texturas y contrastes que propone el chef en una interpretación muy personal de la gastronomía francesa.

Todos los días, de 19:30 a 22:00 h.
Se ruega acudir con camisa con cuello y chaqueta.

Le Brunch de L’Espadon

Aquí hablamos de un festín gastronómico «al plato» con una selección a la carta en la preciosa sala interior o en el jardín de invierno de L'Espadon. Este brunch es una experiencia única orquestada con elegancia y deleite por el chef Nicolas Sale.
125 € por persona, de 12:30 a 14:00 h.

Solo los domingos.

Conozca a

Nicolas Sale,
dos estrellas para una mentalidad de artista

El chef, inspirado en la dimensión histórica y omnipresente del Ritz París, así como en una infancia marcada por su tierra, reivindica una cocina instintiva y creativa pero exenta de cualquier detalle superfluo.

¿Su marca distintiva? Una cocina auténtica y directa, productos de la tierra con guantes de terciopelo...

Lo que significa que nunca se desnaturaliza el producto.

Se trata de respetarlo realzando sus aspectos más nobles. «Se trata de conferir a cada producto el valor y el prestigio de una pieza de alta joyería», afirma el interesado.

Nicolas Sale ha encontrado su propia interpretación de la cocina saliendo continuamente de su zona de confort. En un auténtico ejercicio de libertad.

Había una vez

Dos amigos

Ernest Hemingway y Charles Ritz, ambos aficionados a la pesca con mosca y de grandes ejemplares, ante la eternidad.
Al abrir el nuevo restaurante del hotel, en 1956, Charles lo bautiza como L’Espadon (el pez espada) como guiño a la pasión que ambos compartían por El viejo y el mar, novela publicada cuatro años antes por su amigo Hemingway.