Lugares Secretos

El Ritz París no desvela todos sus secretos a cualquier recién llegado. Es uno de los hoteles de mayor prestigio y persigue su futuro legendario cultivando un estilo único de la estética y de la sorpresa. Por este motivo, protege de las miradas ajenas algunos rincones privados, que se llenan de magia en el momento en que el chef Nicolas Sale entra en escena.

El Salon
Auguste Escoffier

Una historia de cocina

En un comedor privado con un embriagador ambiente napoleónico, el Ritz París rinde homenaje a su primer cocinero y, sobre todo, ofrece la oportunidad de saborear en la intimidad la cocina del chef Nicolas Sale, galardonado con dos estrellas Michelin. Solo 12 comensales podrán sentarse en torno a esta gran mesa redonda con vistas a la cristalera de L'Espadon para embarcarse en una experiencia gastronómica que no olvidarán.

La Place des Cuisiniers

Evento privado

Un improvisado comedor junto a las cocinas que promete momentos irrepetibles, que desafían al paso del tiempo y a los convencionalismos.  Aquí asistimos a la danza de uno de los equipos con más prestigio de la gastronomía francesa, dirigido por un maestro del piano: el chef Nicolas Sale, galardonado con dos estrellas Michelin.  Para parejas, para grupos, en un ambiente intimista o para celebrar un evento profesional, nada hace sospechar que el mismísimo chef vendrá a servir a los comensales y a convertirse en cómplice de un regalo así.

La escuela Ritz Escoffier

Teatro de la gastronomía

La escuela Ritz Escoffier, símbolo de la excelencia y un saber hacer hacer único en el mundo, no se dedica solo a impartir cursos o prácticas de cocina en esta institución parisina, sino que también ofrece la posibilidad de vestir una mesa para compartir una experiencia gastronómica viendo el trabajo y la puesta en marcha de las cocinas del chef Nicolas Sale. ¡Con la posibilidad de enfundarse el mandil antes de la cena para hacer de aprendices!